Rehabilitación del muro del cementerio de Girona

0
  • Redacción del proyecto:
    • Enero 2009
  • Inicio de obra:
    • Abril 2009
  • Final de obra:
    • Enero 2010
  • Redactor:
    • Josep Maria Fortià, arquitecto
  • Director facultativo:
    • Josep Maria Fortià, arquitecto; Rosa Maria Cánovas, arquitecta (Ayuntamiento de Girona)
  • Dirección de ejecución:
    • Eduard Bonmatí y Arnau Blancafort, arquitectos técnicos
  • Contratista:
    • Novantia S.L.
  • Promotora:
    • Ayuntamiento de Girona

El Ayuntamiento de Girona asumió como obra del Fondo Estatal de Inversión Local la rehabilitación del muro histórico del cementerio de Girona, obra del arquitecto novecentista Rafael Masó.

El muro del cementerio de Girona es la última obra del período novecentista del arquitecto Rafael Masó. Va a ser construida entre los años 1917 y 1919 y está llena de símbolos que hacen referencia a elementos teológicos y litúrgicos. A nivel de simbología, este proyecto tiene un valor muy claro como referente de su obra litúrgica, basada en los aprendizajes del Cercle Artístic de Sant Lluc de Barcelona en el cual se opta por una liturgia renovada que tiene como fuente de inspiración el cristianismo más puro y de estética primitiva del arte paleocristiano. Desde la óptica general de la obra de Masó, estamos en las postrimerías de la plenitud del movimiento novecentista, con el Masó más creativo y seguro de su lenguaje a finales del período 1912-1918. A partir de este momento, Masó hace un replanteo de su arquitectura con una postura más conservadora y académica.

La propuesta de intervención en el muro del cementerio de Girona tiene dos objetivos principales. En primer lugar, revalorizar el propio elemento del muro, poniendo en evidencia nuevamente sus valores patrimoniales: las texturas del muro de piedra y los elementos cerámicos, la simbología de relieves escultóricos, la composición de la cerámica negra,… Por otra parte se quieren enfatizar los aspectos esenciales del muro a partir del tratamiento de su entorno como paseo peatonal amplio y de la iluminación selectiva de las diferentes partes del elemento.

Se propuso una intervención general en tres secuencias: en la primera fase se intervino en la sección del vial peatonal con la creación del nuevo paseo para peatones y de la construcción del muro de contención y de la baranda e iluminado público. En las fases posteriores se actuó en la rehabilitación del portal principal central, en los paños de muro a un lado y otro, en los portales laterales y se colocó la iluminación exterior del muro.