Centro Cívico de Pals 2da. fase

El primer edificio se finalizó en el año 2009. El Ayuntamiento de Pals encargó en el mes de abril de 2010 la segunda fase del Centro Cívico al arquitecto Josep Maria Fortià.

0
  • Inicio de obra:
    • 2011
  • Redactor:
    • Josep Maria Fortià, arquitecto
  • Colaboradores:
    • Eva Carreras, arquitecta; Eduard Bonmatí, ingeniero de caminos; Daniel S. Carreras, ingeniero; David Matamala, geólogo
  • Promotora:
    • Ayuntamiento de Pals

El equipamiento que se propone quiere rematar visualmente la actuación en toda la isla iniciada en la primera fase. Si en aquella actuación se proyectó un edificio funcional de volumetría clara y materiales convencionales, en esta actuación se quiere un elemento emblemático entendido a partir de su singularidad como hito urbano. Frente a la sección amplia y clara de la calle Enric Fort y delante de la explanada del pabellón municipal de deportes se pretende crear una plaza cívica semicubierta que actúe como un espacio–cancela de entrada al centro cívico. En este sentido el edificio de la segunda fase busca un doble objetivo: por una parte, crear un gran contenedor para actividades culturales que se visualice de forma clara desde el entorno y por el otro, construir una plaza y un edficio – recibidor central que actúe como conector entre las dos fases como una cancela de las entradas generales a los dos edificios.

Se proyecta una plaza cubierta como espacio central de acceso al edificio en su totalidad. Esta plaza da acceso al vestíbulo general de entrada y está cubierta por la misma piel que cubre el edificio principal, del que se constituye en una prolongación a manera de gran marquesina en voladizo dejando visuales abiertas por sus costados. Además, la marquesina tiene unas aperturas del 1m x 1m para dejar pasar la luz y crear un efecto de combinación de luz y sombra en la misma plaza. La plaza conecta lateralmente con el bar-cafetería adyacente a la sala polivalente. Este espacio de vestíbulo conecta de forma lineal con las puertas que dan acceso al hogar del pensionista-hotel de entidades y a las que acceden por el otro lado a la sala polivalente. A través de un pasadizo se conecta con los espacios de servicios que dan a la parte posterior del edificio: baños, taquilla y espacio de limpieza. A partir de este vestíbulo se da el acceso a la sala polivalente, de forma rectangular y con una superficie de 218 m². La cubierta del edificio es inclinada con pendiente en sentido diagonal, formando un gran plano que se eleva hacia la esquina de la calle Enric Fort.